Una alternativa interesante en ortodoncia estética es el uso de brackets transparentes. Los brackets cerámicos poseen gran transparencia, mínimo tamaño y no se tiñen con tabaco, café ni otro tipo de colorantes. Debido su estructura altamente pulida rozan menos, evitándose con ello las incómodas heridas en las mucosas orales. Funcionan exactamente igual que los brackets metálicos tradicionales, por lo que se obtienen los mismos resultados, prácticamente, en el tiempo de tratamiento. La principal ventaja de los brackets transparentes es el mantenimiento de una estética muy natural debido a su invisibilidad, por ello hacen sentir mejor a los pacientes, principalmente adolescentes y adultos, que los utilizan, ya que no se sienten avergonzados de mostrar su sonrisa.

Los brackets cerámicos, son aparatos de color similar al color del diente, o bien, transparentes. Se colocan en la cara visible del mismo.

El tratamiento es idéntico al de brackets metálicos, las funciones que cumplen son iguales. La elección del tipo de tratamiento va a depender del deseo de llevar adelante un tratamiento de ortodoncia “menos visible” desde el exterior. El costo varía. Generalmente los brackets estéticos tienen un costo superior.

Si bien los cambios se pueden ya observar en los primeros meses, el tratamiento completo dura aproximadamente dos años, según sea el caso.

En el desarrollo de la ortodoncia estética se puede recurrir a distintos tipos de materiales que pueden ayudarnos a integrarlos en la boca de un modo estético y casi imperceptible. Estos brackets estéticos son unos aparatos fijos que se cementan en los dientes y que nos ayudan a corregir defectos en la posición de los dientes, tales como la maloclusión o la mala alineación dental.

Es importante recordar que en el tratamiento elegido será importante la preferencia del paciente, pero decisiva la decisión del Ortodoncista, ya que es él el que posee los conocimientos técnicos para conocer si el tratamiento será satisfactorio.

Ventajas de la ortodoncia estética

  • Disminuye la posibilidad de padecer alergia ante el metal de los brackets.
  • La ortodoncia estética puede utilizarse a día de hoy con precios asequibles.
  • Corregir la mordida con ortodoncia nos puede evitar desgastes dentales que nos hagan desarrollar problemas en el futuro.
  • Potencia la autoestima del paciente ya que este no solamente mejorará su sonrisa, sino que llevará el tratamiento de una forma discreta que apenas afectará a su imagen.
  • La duración del tratamiento es idéntica a la de los brackets convencionales.